Maggie’s Manchester by Foster + Partners

Anuncios

el Corbu, su aniversario

Hace 52 años, el 27 de agosto de 1965 Charles Edouard Jeanneret-Gris,  (6 de octubre 1887- 27 de agosto 1965) Le Corbusier como todos lo conocen, fallecía mientras nadaba en el mar, estaba de vacaciones en su pequeña casa de la costa azul francesa: Le Cabanon.

Algunas de sus frases.

La arquitectura es el juego sabio, correcto, magnífico de los volúmenes reunidos bajo la luz.

La arquitectura es el encuentro de la luz con la forma

La cosa más importante del mundo son los espacios vacíos.

A la ciudad le corresponderá hacerse permanentemente, lo que depende de otras cosas que del cálculo. Será la arquitectura, que es todo lo que está más allá del cálculo.

El arte, producto de la ecuación “razón-pasión”, es, para mí, el lugar de la felicidad humana.

Lo maravilloso está en la exactitud. Lo duradero está en la perfección. La vida está hecha con un cálculo exacto. El sueño sólo se apoya sobre realidades esenciales. La poesía sólo procede mediante hechos exactos. La poesía es un acto humano: las relaciones concertadas entre imágenes perceptibles. El lirismo sólo tiene alas sobre la verdad. Sólo lo genuino nos conmueve. La arquitectura se propone emoción.

No se revoluciona revolucionando: se revoluciona solucionando.

La música se desarrolla en el tiempo, la arquitectura también.

Prefiero dibujar a hablar. Dibujar es más rápido, y deja menos espacio para la mentira.

La naturaleza se hace paisaje cuando el hombre la enmarca.

Parece un poco extravagante haber trabajado tanto. Trabajar no es un castigo. Trabajar es respirar.

La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de felicidad.

Mi arquitectura es como un organismo vivo, es biológica.

La arquitectura es cuestión de armonías, una pura creación del espíritu. Empleando piedra, madera, hormigón, se construyen casas, palacios; eso es construcción: el ingeniero trabajando; pero en un instante, tocas mi corazón, me haces bien, me siento feliz y digo: esto es hermoso, esto es arquitectura, el arte entra en mí.

La arquitectura debe de ser la expresión de nuestro tiempo y no un plagio de las culturas pasadas.

Trabajé por lo que más necesitan los hombres hoy: el silencio y la paz.